Elogio a la infidelidad

[tweetmeme source=”jaimeluanco” only_single=false]

Eso es lo que hacen las empresas tecnológicas, un elogio a la infidelidad. Cuando el abc del comercio habla de fidelizar al cliente como fórmula para el éxito empresarial, las compañías de telefonía y/o servicios de internet se dedican exactamete a lo contrario: las ofertas no son para los clientes sino para los no-clientes. Esa fórmula es, a mi modo de ver, una nueva versión del “pan para hoy y hambre para mañana”; consiguiendo mejorar los resultados actuales consiguiendo muchos clientes nuevos mientras expulsas a tus clientes actuales hacia las ofertas de otras compañias que utilizan tu mismo sistema. Lo que se gana de un lado, se pierde por el otro, y lo único que se conseguirá a largo plazo si no cambian las cosas, es que los clientes estén rotando por las distitintas compañías aprovechando en cada momento la mejor oferta, en un movimiento sin fin.

Viene esto a cuento porque en dos meses me he encontrado en la situación de cambiar de operador móvil y proveedor de internet. El operador móvil del que llevaba más de 10 años siendo cliente me cobra el triple por renovar mi terminal que la empresa de la competencia, lógicamente me cambio. A continuación me encuentro con que la compañía que me provee el servicio de internet me va a cobrar el doble durante el próximo año (¡durante todo un año!) que a cualquiera que se haga cliente durante este mes; es decir, yo voy a estar pagando mi recibo y la mitad del del nuevo cliente; así que ya estoy mirando precios de la competencia.

Señores, son ustedes imbéciles. Déjense de ofertas de captación y rebajen el precio en la medida de lo posible a todos los clientes, tanto nuevos como antiguos, ofrezcan calidad de servicio y atención a los problemas que surjan y verán como su cifra de negocio irá aumentando. Será más lento, pero tendrán la seguridad de tener una firme base de clientes en la que apoyarse para seguir creciendo y generando beneficios. Porque ahora mismo solo tenemos motivos para serles infieles. Ustedes nos los dan.

ShareShare on Facebook

Anuncios

Día de Internet

Como siempre, me lío y este post que era para el día 17 acaba saliendo el día 18 aunque sea por minutos, algún día tengo que empezar a organizarme…

Bueno, el tema es que el día 17 de Mayo está declarado “Día de Internet”. Y quiero aprovechar para presentar mis reclamaciones sobre Internet aprovechando la fecha:

1.- Exigir, hoy y siempre, que se respete la neutralidad de la red. Internt será neutral o no será, acabará siendo algo parecido a la televisión, más o menos.

2.- Exigir que de una vez haya un ancho de banda europeo a un precio europeo. No es normal que en Francia una conexión de 100 Mb cueste menos de 20 €, mientras aquí 10 Mb ronden los 40 €.

3.- Exigir que de una vez se termine con la descomunal asimetría entre el ancho de bajada y el ancho de subida. Internet es un canal de comunicación sólo a medias cuando para enviar un vídeo a un amigo, o unas fotos a buena calidad puedes tardar horas. Y eso no es normal a estas alturas.

También quiero dejar constancia de lo fuera del mundo que están nuestros políticos. En una sesión del Senado que tuvo lugar hoy con motivo del Día de Internet  sus señorías dedicaron la mayor parte del tiempo a hablar de piratería, como si fuera el Día de los Derechos de Autor. Es vergonzoso. Y muchas gracias a @Fotomaf, porque a través de su cuenta de Twitter nos mantuvo informados de lo que pasaba en la sesión.

Feliz “Día de Internet a tod@s”. Porque para los que utilizamos a diario esta fabulosa herramienta, todos los días son el Día de Internet.

Copia privada = copia imposible

Harto del despropósito político y judicial de este país, reino o lo que sea; hoy voy a cabrearme con la SGAE para variar.

Estos simpáticos chicos, parientes de Al Capone por su forma de actuar al menos, lograron convencer al gobierno para que grabara todo tipo de dispositivo con un canon para compensar las pérdidas por las copias ilegales que circulan de forma gratuíta por la red, canon que hay que pagar obligatoriamente aunque en la vida hagas una copia ilegal. O aunque utilices el dispositivo para hacer una copia totalmente legal de un contenido que has pagado pero quieres evitar que se dañe; con lo que pagas dos veces por lo mismo. Pero mira por donde, después de pagar una muy considerable suma por un DVD de dibujos animados, unos amigos se disponen a hacer una copia para evitar que los peques estropeen el DVD original… ¡y no pueden!.

Han pagado el DVD original, el canon del ordenador, el canon del dvd virgen (para compensar una copia ilegal que no se va a hacer) y no pueden hacer una copia privada absolutamente legal porque el DVD viene protegido contra copia. ¿Alguien puede explicármelo? Mi recomendación inmediata fue que la próxima vez se lo bajen de internet, y cuando se estropee la copia se bajen otra. Con el precio del DVD original pueden estar haciendo copias del archivo bajado de internet hasta que el hijo pequeño vaya a la Universidad. Al final son las propias empresas las que fomentan la piratería con medidas tan estúpidas, ellas mismas están cavando su tumba, pero siempre es más sencillo echarle la culpa al empedrado. Pero, mientras tanto, a seguir financiando a la SGAE pagando un canon por una copia imposible.

Libertad coartada

Luto por la libertad perdida

Con nocturnidad y alevosía. O lo más parecido que se puede tratándose de un Consejo de Ministros: un viernes festivo en buena parte del país, incluída la Capital del Reino. Esa es la forma que tiene este gobierno de legislar a favor de sus amigos y en contra del pueblo que les paga (todos) y les vota (parte).

A partir de hoy, la zorra (la SGAE) está cuidando del gallinero (los contenidos de internet) y pueden, por procedimiento administrativo, cerrar tu web e incluso tu página de facebook. Basta para ello con que pongas un link a un contenido con derecho de autor. Y no os dejeis engañar con eso de que “un juez supervisará los cierres” porque el papel que tiene el juez tal y como está planteado el texto legal es el de firmar una decisión que ya viene tomada por la Comisión, sin supervisar si hay razones objetivas o no para el cierre.

Si alguien quiere más información sobre este tema, podeis mirar este post escrito cuando se presentó el proyecto de ley porque no se ha variado en nada el texto, se han pasado el Manifiesto por el forro del canon.

Hoy somos todos no ya un poco, sino mucho, menos libres. Muchas gracias, señores del Gobierno de España. En las próximas elecciones les devolveré el “favor”, pueden ustedes jurarlo.

De radares y hombres

Estoy leyendo el periódico (ahora que son online, habría que cambiarles el nombre) y me encuentro con la noticia de que “La DGT instalará entre 150 y 200 radares al año“, con los consiguientes comentarios encendidos sobre el afán recaudatorio de la administración que siempre acompañan a este tipo de noticias.

Pero mira por donde, en otra pantalla descubro esta otra noticia: “El conductor novel que iba a 184 km/h en una zona con límite a 80 pagará 1.400 euros “. Creo que con esto ya está todo resuelto.

Mientras haya descerebrados capaces de cometer semejantes salvajadas (y muchas más y más graves, mis años como conductor profesional pueden dar fe de ello) hacen falta los radares. Quiero recordar que es obligación de los conductores (por supuesto yo incluido) el conocer y respetar las normas de tráfico.

No es que yo las respete siempre y en todo momento, pero sí soy consciente de que si en algún momento sobrepaso los límites de velocidad y me pilla un radar, a pagar y punto. Y la próxima vez, no corras o vuelve a pagar; pero si no respetas las normas no te quejes.

Mundo 2.0

Cada día entiendo menos esto del mundo 2.0. Cuando me tuve que quedar en casa instalé por fin una conexión fija a internet (usaba un módem 3G), y empezé a incorporarme a todo este embrollo poco a poco, que si cuenta en Facebook, una cuenta de Flickr para mi afición fotográfica; “ábrete un blog, tú que siempre estás opinado de todo”, pues ahí que me hice este blog (como si fuera tan fácil, no es lo mismo hablar que escribir); que si ahora todo el mundo está en twitter, hala, cuenta en twitter…

Resultado: con diez horas conectado al día no tengo tiempo ni para leer los rss, y el periódico (digital, por supuesto) a las 11 ó 12 de la noche si me acuerdo. Alguien me explicará cómo se arregla, yo me paso la vida tumbado en el sofá con el portátil encima y no me llega para nada. Tengo el blog medio abandonado, una web de ayuda para problemas informáticos con la que colaboro casi abandonada, por el facebook casi ni entro (aunque lo consulto desde el cliente que instalé al Firefox), en el Twitter sigo a poquísima gente (muy interesante, eso sí, aportan muchísimos contenidos) y mis avances en todo aquello que quería aprender (que en internet encuentro el “como hacer” cualquier cosa que se me ocurra) no van ni a la mitad de velocidad que creía que lograría cuando tenía que ir a trabajar.

Lo más gracioso de todo es que cada vez que hablo con alguien siempre me dicen aquello de “tú que tienes tiempo…”, “como no tienes nada que hacer…”, pues menos mal que tengo tiempo, que si no…

Alguien me contará cómo lo hace, porque para mí el mundo 2.o se está convirtiendo en un agujero negro que me absorve de una forma asombrosa. Será cosa de la edad, que ya no estoy para estos trotes… digo yo.

Yo no quería

Poner nada feo aquí, por lo menos hasta el día 2. Pero nada, que no me dejan. Cuando no es una cosa es otra, y así no hay quién digiera los langostinos. La nueva sorpresa con la que me encuentro hoy (cosas de la navidad, porque es del día 23) es que el Supremo condena a la Asociación de Internautas como responsable de los insultos vertidos contra la SGAE en un subdominio que habían cedido y cuyos contenidos no eran suyos, sino únicamente eran prestadores del servicio de alojamiento (como reconoce la propia sentencia).

De esta sentencia se puede deducir algo tan peligroso como que son los Prestadores de Servicios de Alojamiento o Almacenamiento de Datos los que deben ejercer la censura sobre los contenidos bajo el riesgo de ser considerados culpables de los delitos que puedan cometer los editores de los contenidos que alojan.

Por poner un ejemplo, si fabricas coches y uno de ellos se utiliza para cometer un atraco, podrían condenar al fabricante del automóvil del atraco. Esto que parece tan estúpido es lo que están haciendo con Internet; no porque sea justo, ni lógico, sino para poder tener el control de la red. A este paso, en cuatro días terminan con la libertad y la neutralidad de la red. Sin censuras, sólo a base de multas que no podremos pagar, o haciendo que los operadores retiren nuestros contenidos para que no los multen a ellos. Sencillo. Podemos darnos por jodidos fastidiados. Y yo no quería, oiga.

Enlace a la página del artículo de la Asociación de Internautas

A %d blogueros les gusta esto: